Trekking en Bolivia: una aventura inolvidable

Trekking en Bolivia: una aventura inolvidable

Trekking en Bolivia: una aventura inolvidable

¿Te gusta el senderismo, la naturaleza y los paisajes espectaculares? Entonces, el trekking en Bolivia es una aventura inolvidable que no puedes perderte. Bolivia es un país con una gran diversidad geográfica y cultural, que ofrece múltiples opciones para practicar el trekking en diferentes niveles de dificultad y duración. Desde las altas montañas de los Andes hasta las selvas tropicales del Amazonas, pasando por los desiertos, los lagos, los valles y las ciudades coloniales, Bolivia tiene algo para todos los gustos y preferencias.

En este artículo, te voy a contar todo lo que necesitas saber sobre el trekking en Bolivia: dónde se practica, cuál es la capital del trekking en Bolivia, cuál es el sendero más largo de Bolivia y qué consejos debes seguir para disfrutar al máximo de esta experiencia. Así que, si estás pensando en hacer trekking en Bolivia, sigue leyendo y prepárate para vivir una aventura inolvidable.

¿Dónde se practica trekking en Bolivia?

Bolivia, situado en Sudamérica, tiene una superficie de más de 1 millón de kilómetros cuadrados, lo que la convierte en el quinto país más grande de Sudamérica. Dentro de este territorio, se pueden encontrar diferentes regiones geográficas con características propias y variadas. Estas son algunas de las zonas más populares para hacer trekking en Bolivia:

  • La Cordillera Real: Es una cadena montañosa que forma parte de los Andes centrales y que se extiende por unos 200 kilómetros desde el norte hasta el sur del país. Es una zona ideal para los amantes del alpinismo, ya que cuenta con más de 600 picos que superan los 5000 metros de altura, entre los que destacan el Illimani (6462 m), el Huayna Potosí (6088 m) y el Condoriri (5648 m). También hay numerosos glaciares, lagunas, valles y pueblos indígenas que se pueden visitar durante las rutas de trekking. Algunos de los trekkings más famosos de la Cordillera Real son el Choro (3 días), el Takesi (2 días) y el Transcordillera (8 días).
  • El Parque Nacional Madidi: Es uno de los parques nacionales más grandes y biodiversos del mundo, que abarca desde las montañas nevadas de los Andes hasta las selvas húmedas del Amazonas. Es un paraíso para los amantes de la naturaleza y la vida silvestre, ya que alberga más de 1000 especies de aves, 300 especies de mamíferos, 200 especies de reptiles y anfibios y miles de especies de plantas. El parque ofrece varias opciones para hacer trekking, desde caminatas cortas hasta expediciones largas que requieren acampar en la selva. Algunos de los trekkings más populares del Parque Nacional Madidi son el Tumupasa (4 días), el Apolobamba (5 días) y el Tuichi (6 días).
  • El Salar de Uyuni: Es el desierto de sal más grande del mundo, con una superficie de más de 10 mil kilómetros cuadrados. Es un lugar único e impresionante, que parece sacado de otro planeta. El salar se formó por la evaporación de antiguos lagos prehistóricos y está cubierto por una capa blanca y brillante de sal que refleja el cielo. El salar también tiene algunas islas rocosas que albergan cactus gigantes y otras plantas adaptadas a las condiciones extremas. El salar es un destino muy popular para los viajeros que quieren admirar su belleza y tomar fotos increíbles. Sin embargo, también se puede hacer trekking por el salar, aunque se necesita un guía experimentado y un equipo adecuado. Algunos de los trekkings más interesantes por el Salar de Uyuni son el Incahuasi (2 días), el Tunupa (3 días) y el Coquesa (4 días).

Estas son solo algunas de las zonas más destacadas para hacer trekking en Bolivia, pero hay muchas más que merecen la pena ser exploradas. Por ejemplo, el Parque Nacional Sajama, el Parque Nacional Amboró, el Parque Nacional Torotoro, el Valle de la Luna, el Cañón del Palca, el Lago Titicaca, la Isla del Sol, la Isla de la Luna, el Valle Sagrado de los Incas, Tiwanaku, Potosí, Sucre, Cochabamba y La Paz.

¿Cuál es la capital del trekking en Bolivia?

Si tuviera que elegir una ciudad como la capital del trekking en Bolivia, sin duda sería La Paz. La Paz es la sede del gobierno y la ciudad más poblada de Bolivia, con más de 2 millones de habitantes. Está situada a una altitud media de 3600 metros sobre el nivel del mar, lo que la convierte en la capital más alta del mundo. La Paz es una ciudad vibrante y multicultural, que combina la tradición y la modernidad, la historia y la innovación, el caos y la armonía.

La Paz es también un excelente punto de partida para hacer trekking en Bolivia. Pués está rodeada por la majestuosa Cordillera Real y tiene fácil acceso a otras zonas de interés turístico. Desde La Paz se pueden contratar tours y guías especializados para realizar diferentes rutas de trekking por las montañas, los valles, los lagos y los glaciares cercanos. Además, La Paz ofrece una gran variedad de servicios y comodidades para los viajeros, como alojamiento, transporte, restaurantes, bares, museos, mercados y actividades culturales.

¿Cuál es el sendero más largo de Bolivia?

El sendero más largo de Bolivia es el Gran Sendero Andino (GSA), un proyecto que busca conectar los principales atractivos naturales y culturales de los Andes bolivianos a través de una red de senderos señalizados y sostenibles. El GSA tiene una longitud total estimada de 3000 kilómetros y atraviesa seis departamentos: La Paz, Oruro, Potosí, Chuquisaca, Cochabamba y Santa Cruz. El GSA está dividido en varios tramos o segmentos que se pueden recorrer por separado o en conjunto. Algunos de estos segmentos son:

  • El Camino del Inca: Es el segmento más conocido y antiguo del GSA. Forma parte del sistema vial que construyeron los incas para comunicar su imperio. Este camino tiene una longitud de unos 1000 kilómetros. Y pasa por lugares emblemáticos como Tiwanaku, Copacabana, el Lago Titicaca, la Isla del Sol, la Isla de la Luna, Sorata, Coroico y Chulumani.
  • El Camino Real: Es el segmento que sigue el antiguo camino colonial que unía las ciudades mineras de Potosí y Sucre con las ciudades comerciales de Cochabamba y Santa Cruz. El Camino Real tiene una longitud de unos 800 kilómetros y pasa por lugares históricos como Tarabuco, Zudañez, Tomina, Padilla, Aiquile y Comarapa.
  • El Camino Precolombino: Es el segmento que recorre las zonas más remotas y menos conocidas de los Andes bolivianos, donde se conservan vestigios de culturas preincaicas como los tiwanakotas, los mollos, los chullpas y los chichas. El Camino Precolombino tiene una longitud de unos 700 kilómetros y pasa por lugares fascinantes como Sajama, Curahuara de Carangas, Turco, Uyuni, Tupiza y Villazón.

CONCLUSIÓN

Bolivia es un país que ofrece una gran variedad de opciones para practicar el trekking. Desde las altas montañas de los Andes hasta las selvas tropicales del Amazonas, pasando por los desiertos, los lagos, los valles y las ciudades coloniales. El trekking en Bolivia es una actividad que permite disfrutar de la naturaleza, la cultura y la aventura, así como conocer lugares únicos e impresionantes. Además, el trekking en Bolivia es una forma de turismo sostenible y responsable, que respeta el medio ambiente y las comunidades locales.

Si quieres hacer trekking en Bolivia, elije la zona que más te guste y que te prepares adecuadamente para la altitud, el clima y las condiciones del terreno. También te aconsejo que contrates un guía experimentado y que sigas las normas de seguridad y de convivencia. Así podrás vivir una experiencia inolvidable y enriquecedora.

Espero que te haya gustado mi artículo sobre el trekking en Bolivia y que te haya servido para inspirarte y planificar tu próximo viaje. Recuerda siempre en tu salud, visita la web de la OMS para información.

Esta página web utiliza cookies    Más información
Privacidad