Dubrovnik: la perla del Adriático.

Dubrovnik: la perla del Adriático.

Dubrovnik: la perla del Adriático.

Dubrovnik: la perla del Adriático, es una de las ciudades más bellas y fascinantes de Europa. Situada en la costa sur de Croacia, a orillas del mar Adriático, esta ciudad medieval es un tesoro de arte, historia, y cultura. Dubrovnik es también conocida como la perla del Adriático, por su impresionante arquitectura de piedra blanca que brilla bajo el sol.

En este artículo, te voy a contar todo lo que necesitas saber para planificar tu viaje a Dubrovnik. Te voy a explicar qué tiene de bueno Dubrovnik, cuál es la mejor fecha para viajar, qué no dejar de ver, qué precauciones hay que tomar, cuántos días necesitas para visitarla, qué se necesita para viajar, cuánto dinero se necesita para entrar a Croacia, y qué tipo de clima tiene.

¿Qué tiene de bueno Dubrovnik?

Dubrovnik tiene muchas cosas buenas que ofrecer a sus visitantes. Lo primero que te va a sorprender es su casco antiguo, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El casco antiguo está rodeado por una muralla de más de dos kilómetros de longitud, que se puede recorrer a pie y desde la que se disfruta de unas vistas espectaculares de la ciudad y del mar. Dentro de la muralla, se encuentran numerosos monumentos históricos, como la catedral, el palacio del rector, la fuente de Onofrio, o el monasterio franciscano. También hay muchas calles estrechas y plazas llenas de encanto, donde se respira el ambiente medieval de la ciudad.

Otra cosa buena de Dubrovnik es su oferta cultural. La ciudad es famosa por su festival de verano, que se celebra cada año entre julio y agosto, y que ofrece espectáculos de música, teatro, danza, y cine al aire libre en escenarios históricos. Además, Dubrovnik cuenta con varios museos interesantes, como el museo marítimo, el museo etnográfico, o el museo de arte moderno. Y si eres fan de la serie Juego de Tronos, te gustará saber que Dubrovnik fue uno de los escenarios principales donde se rodó la serie, y que puedes hacer un tour guiado por los lugares más emblemáticos.

Por último, Dubrovnik también tiene una buena oferta gastronómica y de ocio. La cocina croata es una mezcla de influencias mediterráneas y balcánicas, y se basa en productos frescos como el pescado, el marisco, las verduras, el queso, o el aceite de oliva. Algunos platos típicos son el risotto negro (con tinta de calamar), el buzara (guiso de marisco con tomate y vino blanco), o la pasticada (carne estofada con salsa dulce). Para acompañar la comida, nada mejor que probar los vinos locales, como el malvasía (blanco) o el plavac mali (tinto). Y para terminar el día, puedes disfrutar de la vida nocturna de Dubrovnik, que ofrece desde bares tranquilos donde tomar una copa hasta discotecas donde bailar hasta el amanecer.

¿Cuál es la mejor fecha para viajar a Dubrovnik?

La mejor fecha para viajar a Dubrovnik depende un poco de tus preferencias personales y de lo que quieras hacer en la ciudad. En general, se puede decir que Dubrovnik tiene un clima mediterráneo, con veranos calurosos e inviernos suaves. La temperatura media anual es de unos 17°C, y la precipitación media anual es de unos 1200 mm.

Si quieres disfrutar del sol y del mar, la mejor época para viajar a Dubrovnik es entre junio y septiembre, cuando las temperaturas son más altas y el agua está más cálida. Sin embargo, ten en cuenta que esta es también la temporada alta, y que la ciudad puede estar muy concurrida y los precios más elevados. Además, en julio y agosto puede hacer mucho calor y humedad, lo que puede resultar incómodo para algunas personas.

Si prefieres evitar las aglomeraciones y el calor, una buena opción es viajar a Dubrovnik en primavera (abril-mayo) o en otoño (septiembre-octubre), cuando el clima es más templado y hay menos turistas. Estas son también buenas épocas para hacer actividades al aire libre, como senderismo, ciclismo, o kayak. Además, podrás disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor, con los árboles floreciendo en primavera y los colores cambiando en otoño.

Si no te importa el frío y quieres ahorrar dinero, puedes viajar a Dubrovnik en invierno (noviembre-marzo), cuando los precios son más bajos y hay menos gente. El invierno en Dubrovnik no es muy duro, y rara vez nieva o hiela. Sin embargo, debes saber que algunos servicios pueden estar cerrados o tener horarios reducidos, como los ferris, los museos, o los restaurantes. También puede haber días lluviosos o ventosos, que pueden dificultar la visita a algunos lugares.

¿Qué no dejar de ver en Dubrovnik?

Dubrovnik tiene muchos lugares que no te puedes perder durante tu visita. Aquí te voy a recomendar algunos de los más importantes e imprescindibles:

  • La muralla: Como ya he mencionado antes, la muralla de Dubrovnik es una de las atracciones principales de la ciudad. Se trata de una fortificación que rodea el casco antiguo y que data del siglo XIII. La muralla tiene una longitud de unos 2 km y una altura media de unos 25 m. Se puede acceder a ella por tres entradas: la puerta de Pile, la puerta de Ploce, y la puerta marítima. El recorrido por la muralla dura entre una y dos horas, dependiendo del ritmo y las paradas que se hagan. Desde la muralla se puede admirar la belleza de la ciudad y del mar, así como ver algunas torres y fortalezas que forman parte de la defensa de Dubrovnik. La entrada a la muralla cuesta 200 kunas (unos 26 €) por persona.
  • La plaza Stradun: La plaza Stradun es el corazón del casco antiguo de Dubrovnik. Se trata de una calle peatonal pavimentada con mármol que une las dos puertas principales de la ciudad: la puerta de Pile y la puerta de Ploce. La plaza Stradun tiene unos 300 m de longitud y unos 10 m de anchura. A lo largo de ella se encuentran algunos de los edificios más emblemáticos de Dubrovnik, como el palacio del rector, la iglesia de San Blas, el campanario, o la fuente de Onofrio. La plaza Stradun es también el lugar donde se celebran los eventos más importantes de la ciudad, como el festival de verano, el carnaval, o el año nuevo. La plaza Stradun es un lugar ideal para pasear, tomar fotos, o sentarse en alguna terraza a observar el ambiente.
  • El palacio del rector: El palacio del rector es uno de los edificios más importantes y bonitos de Dubrovnik. Se trata de un palacio gótico-renacentista que fue construido entre los siglos XV y XVI. El palacio del rector era la sede del gobierno de la República de Ragusa (el antiguo nombre de Dubrovnik), y también la residencia oficial del rector (el máximo representante político). El palacio del rector tiene una fachada elegante con arcos y columnas, un patio interior con una escalera monumental, y varias salas decoradas con muebles, pinturas, armas, monedas, y objetos que muestran la historia y la cultura de Dubrovnik. El palacio del rector alberga también el museo de historia de la ciudad, donde se puede aprender más sobre el pasado de Dubrovnik. La entrada al palacio del rector cuesta 100 kunas (unos 13 €) por persona.
  • La catedral: La catedral de Dubrovnik es otro edificio que no te puedes perder. Se trata de una catedral barroca que fue construida en el siglo XVIII, después de que un terremoto destruyera la anterior catedral románica. La catedral de Dubrovnik tiene una fachada blanca con tres portales y una cúpula verde. El interior de la catedral es luminoso y espacioso, y alberga varias obras de arte, como pinturas, esculturas, y reliquias. Entre ellas destaca el tesoro de la catedral, que contiene objetos sagrados de gran valor, como el brazo de oro y plata de San Blas (el patrón de la ciudad), o la cabeza de San Juan Bautista. La entrada a la catedral es gratuita, pero se pide una donación para acceder al tesoro.
  • El teleférico: El teleférico de Dubrovnik es una forma divertida y diferente de ver la ciudad desde las alturas. El teleférico se encuentra en la puerta de Ploce, y te lleva hasta la cima del monte Srd, que tiene una altura de unos 400 m. Desde allí se puede disfrutar de una vista panorámica impresionante de Dubrovnik y del mar Adriático. También se puede visitar el museo de la guerra, que se encuentra en una antigua fortaleza napoleónica, y que muestra la historia del asedio a Dubrovnik durante la guerra de los Balcanes en los años 90. El teleférico funciona todos los días desde las 9:00 hasta las 24:00 horas, y el billete de ida y vuelta cuesta 170 kunas (unos 22 €) por persona.

Estos son solo algunos de los lugares que no te puedes perder en Dubrovnik, pero hay muchos más que merecen la pena visitar. Por ejemplo, el monasterio franciscano, el monasterio dominicano, el palacio Sponza, el fuerte Lovrijenac, o la isla de Lokrum. Te recomiendo que dediques al menos dos o tres días para explorar Dubrovnik con calma y descubrir todos sus rincones.

¿Qué precauciones hay que tomar en Dubrovnik?

Dubrovnik es una ciudad segura y tranquila, donde no hay que tener miedo a viajar. Sin embargo, como en cualquier otro lugar turístico, hay algunas precauciones que hay que tomar para evitar problemas o inconvenientes. Aquí te doy algunos consejos:

  • Protege tus pertenencias: Aunque no es habitual, puede haber carteristas o ladrones que aprovechen las aglomeraciones o las distracciones para robar tus objetos personales. Por eso, te aconsejo que lleves siempre contigo tus documentos, dinero, tarjetas, móvil, y otros objetos de valor. Usa un bolso o una mochila que se pueda cerrar bien y que no sea fácil de abrir por detrás. No los pierdas de vista ni los dejes sin vigilancia en ningún momento. Si vas a la playa o a la piscina, usa una taquilla o un cofre para guardar tus cosas.
  • Respeta las normas: Dubrovnik es una ciudad con mucha historia y orgullo, y sus habitantes son muy respetuosos con sus tradiciones y su patrimonio. Por eso, te pido que tú también seas respetuoso con ellos y con su ciudad. No hagas ruido ni molestes a los vecinos cuando pasees por el casco antiguo. No tires basura ni ensucies las calles o los monumentos. No entres en las iglesias o los museos con ropa inadecuada o con comida o bebida. No toques ni dañes nada que no sea tuyo.
  • Cuida tu salud: Dubrovnik tiene un clima mediterráneo, lo que significa que puede hacer mucho calor y sol en verano. Para evitar golpes de calor o insolaciones, te recomiendo que bebas mucha agua y que te hidrates bien. También te aconsejo que uses protector solar y sombrero o gorra para protegerte del sol. Evita las horas más calurosas del día, y busca la sombra cuando puedas. Si vas a bañarte en el mar, ten cuidado con las corrientes, las rocas, o las medusas. Si te sientes mal o necesitas ayuda médica, acude al centro de salud más cercano o llama al 112.

¿Cuántos días necesitas para visitar Dubrovnik?

La respuesta a esta pregunta depende de lo que quieras ver y hacer en Dubrovnik. Como ya he dicho antes, Dubrovnik tiene muchos lugares interesantes que visitar, y también muchas actividades que disfrutar. Por eso, te recomiendo que le dediques al menos dos o tres días a la ciudad, para poder ver lo esencial y tener tiempo para relajarte y divertirte.

Sin embargo, si tienes más días disponibles, puedes aprovechar para conocer los alrededores de Dubrovnik, que también tienen mucho que ofrecer. Por ejemplo, puedes hacer una excursión a la isla de Korcula, donde nació el famoso explorador Marco Polo. O puedes visitar el Parque Nacional de Mljet, donde hay un lago salado con una isla dentro. O puedes cruzar la frontera con Bosnia y Herzegovina, y ver la ciudad de Mostar, con su emblemático puente sobre el río Neretva.

También puedes combinar tu visita a Dubrovnik con otros destinos de Croacia, como Split, Zadar, o Zagreb. Croacia es un país pequeño y bien comunicado, por lo que puedes moverte fácilmente en coche, autobús, tren, o avión. Croacia tiene mucho que ofrecer a sus visitantes: naturaleza, cultura, historia, gastronomía… Te aseguro que no te arrepentirás de descubrir este país maravilloso.

¿Qué se necesita para viajar a Dubrovnik?

Para viajar a Dubrovnik desde España, no se necesita ningún visado ni ningún requisito especial. Croacia forma parte de la Unión Europea desde 2013, por lo que los ciudadanos españoles solo necesitan su DNI o su pasaporte en vigor para entrar al país. No hay que pagar ninguna tasa ni rellenar ningún formulario.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que Croacia no forma parte del espacio Schengen ni de la zona euro. Esto significa que hay controles fronterizos entre Croacia y otros países de la UE, y que hay que cambiar de moneda para pagar en el país. La moneda oficial de Croacia es la kuna (HRK), y el cambio aproximado es de 1 € = 7,5 kunas. Puedes cambiar dinero en bancos, casas de cambio, o cajeros automáticos. Te recomiendo que compares las comisiones y los tipos de cambio antes de hacerlo.

Otra cosa que debes saber es que Croacia tiene un acuerdo con la UE sobre el uso de la tarjeta sanitaria europea (TSE). Esto significa que si tienes esta tarjeta, puedes acceder a la sanidad pública croata en las mismas condiciones que los ciudadanos croatas. Sin embargo, te aconsejo que contrates también un seguro de viaje privado que cubra posibles gastos médicos adicionales o imprevistos.

¿Cuánto dinero se necesita para entrar a Croacia?

No hay una cantidad fija ni mínima de dinero que se necesite para entrar a Croacia. Depende del tipo de viaje que quieras hacer y del presupuesto que tengas. En general, se puede decir que Croacia es un país bastante económico comparado con otros países europeos. El nivel de vida es más bajo y los precios son más baratos.

Para darte una idea aproximada, te voy a dar algunos ejemplos de precios medios en Dubrovnik:

Alojamiento: El precio medio de una noche en un hotel de 3*** en Dubrovnik es de unos 600 kunas (unos 80 €). El precio medio de una noche en un hostal o un apartamento es de unos 300 kunas (unos 40 €).

Comida: El precio medio de una comida en un restaurante barato en Dubrovnik es de unos 80 kunas (unos 10 €). El precio medio de una comida en un restaurante medio o caro es de unos 200 kunas (unos 26 €).

Transporte: El precio medio de un billete sencillo de autobús en Dubrovnik es de unos 15 kunas (unos 2€). El precio medio de un taxi desde el aeropuerto hasta el centro es de unos 300 kunas (unos 40 €).

Entradas: El precio medio de una entrada a la muralla de Dubrovnik es de 200 kunas (unos 26 €). El precio medio de una entrada al palacio del rector es de 100 kunas (unos 13 €). El precio medio de una entrada al teleférico es de 170 kunas (unos 22 €).

Como ves, el precio de un viaje a Dubrovnik puede variar mucho según el tipo de alojamiento, comida, transporte, y actividades que elijas. Para que te hagas una idea, el presupuesto medio diario por persona para un viaje a Dubrovnik es de unos 1000 kunas (unos 133 €). Esto incluye el alojamiento, la comida, el transporte, y algunas entradas. Por supuesto, puedes gastar más o menos según tus preferencias y posibilidades.

¿Qué tipo de clima tiene Dubrovnik?

Dubrovnik tiene un clima mediterráneo, caracterizado por veranos calurosos e inviernos suaves. La temperatura media anual es de unos 17°C, y la precipitación media anual es de unos 1200 mm. La estación más seca es el verano, y la más lluviosa es el otoño.

En verano, las temperaturas pueden superar los 30°C, y el sol brilla casi todos los días. El mar está cálido y agradable para bañarse. Sin embargo, también puede haber días muy calurosos y húmedos, o vientos fuertes que levantan olas. En verano, te recomiendo que lleves ropa ligera y cómoda, como camisetas, pantalones cortos, vestidos, o faldas. También te aconsejo que lleves un sombrero o una gorra, unas gafas de sol, y un protector solar. Y no olvides un traje de baño y una toalla para disfrutar del mar.

En invierno, las temperaturas pueden bajar hasta los 5°C, y el sol se esconde detrás de las nubes. El mar está frío y no invita a bañarse. Sin embargo, también puede haber días soleados y templados, o nevadas ocasionales que cubren la ciudad de blanco. En invierno, te recomiendo que lleves ropa abrigada y cómoda, como chaquetas, jerseys, pantalones largos, o botas. También te aconsejo que lleves un paraguas o un impermeable por si llueve. Y no olvides un gorro y unos guantes para protegerte del frío.

En primavera y en otoño, las temperaturas son más moderadas y oscilan entre los 10°C y los 20°C. El sol alterna con las nubes y la lluvia. El mar está fresco pero no helado. Estas son buenas épocas para hacer actividades al aire libre y disfrutar de la naturaleza. En primavera y en otoño, te recomiendo que lleves ropa de entretiempo y cómoda, como camisas, pantalones vaqueros, chaquetas finas, o zapatillas. También te aconsejo que lleves alguna prenda de abrigo por si refresca por la noche o por la mañana. Y no olvides un chubasquero por si acaso.

Conclusión

Dubrovnik es una ciudad que lo tiene todo: belleza, historia, cultura, gastronomía, ocio… Es un destino ideal para cualquier tipo de viajero: romántico, aventurero, cultural, familiar… Dubrovnik te sorprenderá con sus monumentos impresionantes, sus paisajes espectaculares, su ambiente animado, y su gente acogedora. Dubrovnik es una ciudad que no te dejará indiferente.

Si quieres vivir una experiencia única e inolvidable en Dubrovnik en Croacia , no lo dudes más y reserva tu viaje cuanto antes. Te aseguro que no te arrepentirás.

Y recuerda cuidar tu salud, visita la web de la OMS para información.

Esta página web utiliza cookies    Más información
Privacidad