Visitar y descubrir Australia: un viaje inolvidable

Visitar y descubrir Australia: un viaje inolvidable

Visitar y descubrir Australia: un viaje inolvidable

Visitar y descubrir Australia, que es un país fascinante, lleno de contrastes, naturaleza, cultura y aventura, será un viaje inolvidable. Es el sexto país más grande del mundo y el único que ocupa todo un continente. Tiene más de 25.000 kilómetros de costa, donde se encuentran algunas de las mejores playas y arrecifes del planeta. También tiene desiertos, montañas, bosques, selvas, lagos y ríos que albergan una biodiversidad única. Además, Australia tiene una historia milenaria, marcada por la presencia de los pueblos aborígenes, los primeros habitantes del continente, y por la influencia de los colonos europeos, especialmente británicos. Su cultura actual es una mezcla de tradición y modernidad, con una gran diversidad de expresiones artísticas, gastronómicas y deportivas.

Si quieres visitar y descubrir Australia, te propongo un itinerario de 15 días que te permitirá conocer algunos de los lugares más emblemáticos y atractivos del país. Por supuesto, este es solo un ejemplo y puedes adaptarlo según tus preferencias, tu presupuesto y tu tiempo disponible.

1º Día: Llegada a Sydney

Sydney es la ciudad más grande y famosa de Australia, y el punto de entrada ideal para empezar tu viaje. Es una ciudad cosmopolita, vibrante y llena de encanto, donde se combinan la arquitectura colonial con los rascacielos, el arte con el ocio y la naturaleza con la urbanidad. Tiene un clima templado durante todo el año y una bahía espectacular, donde se encuentran dos de sus símbolos más reconocibles: el Puente de la Bahía y la Ópera.

Después de aterrizar en el aeropuerto internacional de Sydney, puedes tomar un taxi o un tren hasta tu alojamiento. Te recomiendo que busques un hotel o un apartamento cerca del centro o del puerto, para poder disfrutar de las mejores vistas y del ambiente de la ciudad.

Visita el centro histórico, llamado The Rocks. Aquí podrás ver algunos edificios antiguos, como la Casa del Parlamento o el Museo de Arte Contemporáneo, así como tiendas, cafés y pubs con mucho encanto. También puedes pasar por el Circular Quay, el muelle principal de la ciudad, desde donde salen los ferries que recorren la bahía. Desde aquí tendrás una vista impresionante del Puente de la Bahía y de la Ópera, especialmente al atardecer.

2º Día: Sydney

Hoy puedes dedicar el día a explorar más a fondo Sydney y sus alrededores. Sube a un ferry desde el Circular Quay hasta Manly, una localidad costera muy popular entre los surfistas y los amantes de la playa. El trayecto dura unos 30 minutos y te permitirá disfrutar de las vistas panorámicas de la bahía y de la costa. Una vez en Manly, puedes pasear por su animado Corso, una calle peatonal llena de tiendas y restaurantes, o relajarte en su extensa playa de arena blanca. También puedes hacer senderismo por el Parque Nacional North Heard, donde podrás ver acantilados, faros y fauna local.

Por la tarde visita la Opera, un lugar emblemático, este edificio es una obra maestra de la arquitectura moderna, diseñado por el danés Jørn Utzon e inaugurado en 1973. Su forma curva y blanca se inspira en las velas de los barcos y en las conchas marinas. Puedes hacer una visita guiada por su interior o asistir a alguno de los espectáculos que se ofrecen en sus diferentes salas. Si lo prefieres, también puedes admirar su belleza desde alguno de los miradores cercanos o desde un crucero por la bahía.

3º Día: Sydney – Blue Mountains

Este día lo puedes aprovechar para visitar un parque nacional situado a unos 100 km al oeste de Sydney, el Bleu Mountains (Montañas Azules). Se trata de una zona de gran belleza natural, donde se pueden ver formaciones rocosas, cascadas, cuevas, bosques y una gran variedad de flora y fauna. El nombre se debe al tono azulado que adquiere el paisaje debido a la evaporación del aceite de los eucaliptos.

Para llegar a las Montañas Azules, puedes alquilar un coche o tomar un tren desde la estación central de Sydney hasta Katoomba, la localidad más importante de la zona. Desde allí, puedes tomar un autobús turístico que te llevará a los principales puntos de interés como el Mirador Echo Point, desde donde se ve el conjunto rocoso llamado Tres Hermanas. Según una leyenda aborigen, se trata de tres hermanas que fueron convertidas en piedra por un hechicero para protegerlas de una guerra tribal. No te pierdas tampoco el Scenic World, un parque de atracciones que ofrece diferentes formas de explorar el paisaje. Puedes subir al Scenic Railway, el tren más inclinado del mundo, que te llevará al fondo del valle; al Scenic Cableway, un teleférico que te ofrecerá vistas aéreas; al Scenic Skyway, una cabina con suelo de cristal que cruza el cañón; o al Scenic Walkway, un sendero elevado que recorre el bosque.

Por la noche disfruta de la animación de los barrios Darling Harbour o King’s Cross. Aquí encontrarás una gran oferta de restaurantes, bares, discotecas y espectáculos para todos los gustos.

4º Día: Sydney – Melbourne

Ahora toca cambiar de ciudad y volar hasta Melbourne, la segunda ciudad más grande y poblada de Australia. Melbourne es considerada la capital cultural y deportiva del país, y destaca por su ambiente cosmopolita, creativo y dinámico. Tiene un clima más variable que Sydney, pero también más fresco en verano.

Para llegar a Melbourne, puedes tomar un vuelo doméstico desde el aeropuerto de Sydney. El trayecto dura unos 90 minutos y hay varias compañías que ofrecen este servicio. Una vez en el aeropuerto de Melbourne, puedes tomar un taxi o un autobús hasta tu alojamiento. Te recomiendo que busques un hotel o un apartamento cerca del centro o del río Yarra, para poder acceder fácilmente a las principales atracciones de la ciudad.

Una vez instalado, puedes aprovechar el resto del día para dar un paseo por el centro de Melbourne, conocido como CBD (Central Business District), donde te encontrarás con edificios históricos como la Estación Flinders, el Ayuntamiento y la Catedral de San Pablo, así como edificios modernos tal que el Eureka Towers, el edificio más alto del hemisferio sur. También podrás disfrutar del arte urbano que decora las calles y los callejones (laneways) de la ciudad, donde encontrarás murales, grafitis y esculturas. Algunos de los más famosos están en Hosier Lane, ACDC Lane o en Centre Place. Además, podrás descubrir la rica oferta gastronómica y cultural de Melbourne, con una gran variedad de restaurantes, cafés, bares, galerías y teatros.

5º Día: Melbourne

Dedica este días a explorar más a fondo Melbourne y sus alrededores. Por ejemplo el barrio de Fitzroy. Se trata del barrio bohemio y alternativo de la ciudad, donde se concentran tiendas vintage, librerías independientes, galerías de arte y locales con música en vivo. También es un lugar ideal para probar la comida multicultural que caracteriza a Melbourne, con influencias de Asia, Europa, África y América. Algunos de los platos típicos que puedes probar son el pho vietnamita, el souvlaki griego, el falafel libanés o la pizza italiana. Además, Fitzroy es un lugar perfecto para disfrutar de la vida nocturna de Melbourne, con una gran variedad de pubs, bares y clubes para todos los gustos.

Otra opción es salir de la ciudad y visitar uno de los lugares más impresionantes de Australia: la Gran Carretera Oceánica. Se trata de una ruta escénica que recorre unos 250 km por la costa sur de Victoria, desde Torquay hasta Allansford. A lo largo del camino, podrás ver paisajes espectaculares, como acantilados, playas, bosques y parques nacionales. También podrás ver algunos de los iconos de la ruta, como los Doce Apóstoles, unas formaciones rocosas que emergen del mar; el Parque Nacional Port Campbell, donde se encuentran otras maravillas naturales como el Arco de Londres o la Bahía del Lobo Marino; o el Faro de Cape Otway, el más antiguo de Australia continental.

Para hacer esta excursión, puedes alquilar un coche o contratar un tour organizado desde Melbourne. El trayecto dura unas cuatro horas por cada sentido, pero te recomiendo que hagas varias paradas para disfrutar de las vistas y de las actividades que se ofrecen en cada lugar.

6º Día: Melbourne – Cairns

Toca cambiar de nuevo de ciudad y volar hasta Cairns, la puerta de entrada al norte tropical de Australia. Cairns es una ciudad pequeña pero animada, situada en el estado de Queensland. Tiene un clima cálido y húmedo durante todo el año y está rodeada de naturaleza exuberante. Es el punto de partida ideal para visitar algunos de los lugares más increíbles de Australia, como la Gran Barrera de Coral o el Bosque Tropical Daintree.

Para llegar a Cairns, puedes tomar un vuelo doméstico desde el aeropuerto de Melbourne. El trayecto dura unas tres horas y media y hay varias compañías que ofrecen este servicio. Una vez en el aeropuerto de Cairns, puedes tomar un taxi o un autobús hasta tu alojamiento. Te sugiero que busques un hotel o un apartamento cerca del centro o del paseo marítimo (Esplanade), para poder disfrutar del ambiente y de las vistas de la ciudad. Puedes consultar algunas opciones en este enlace.

Una vez instalado, puedes aprovechar el resto del día para dar un paseo por el centro de Cairns, donde podrás ver algunos edificios históricos, como la Catedral de San Mónica o el Ayuntamiento, así como tiendas, restaurantes y mercados. También puedes acercarte al Esplanade, el paseo marítimo que bordea la ciudad y que cuenta con una laguna artificial donde se puede nadar, una zona verde donde se puede hacer picnic o deporte y una zona cultural donde se pueden ver espectáculos y exposiciones.

7º Día: Cairns – Gran Barrera de Coral

Hoy puedes hacer una excursión de un día a la Gran Barrera de Coral, uno de los ecosistemas más grandes y diversos del mundo. Se trata de una cadena de más de 2.000 arrecifes coralinos que se extiende por unos 2.300 km a lo largo de la costa este de Australia. Es considerada una de las siete maravillas naturales del mundo y está declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Para visitar la Gran Barrera de Coral, puedes tomar un barco desde el puerto de Cairns que te llevará a alguno de los arrecifes más cercanos y accesibles, como el Arrecife de Norman, el Arrecife de Saxon o el Arrecife de Hastings. El trayecto dura unos 90 minutos y te permitirá disfrutar de las vistas del mar y del cielo. Una vez en el arrecife, podrás hacer diferentes actividades, como snorkel, buceo, kayak o paseo en barco con fondo de cristal. Podrás admirar la belleza y la variedad de los corales, los peces, las tortugas, los tiburones y otros animales marinos que habitan en este paraíso acuático.

Para hacer esta excursión, puedes contratar un tour organizado desde Cairns que incluya el transporte, el equipo, el almuerzo y la guía. Hay varias opciones disponibles, según el tipo de barco, el número de arrecifes y el nivel de experiencia.

8º Día: Cairns – Bosque Tropical Daintree

En este día puedes hacer una excursión de día completo a otro lugar increíble de Australia: el Bosque Tropical Daintree. Se trata del bosque tropical más antiguo del mundo, con más de 180 millones de años. Es también uno de los más biodiversos, con más de 3.000 especies de plantas y más de 400 especies de animales. Algunos de ellos son endémicos y muy raros, como el casuario, el cocodrilo de agua salada o el canguro arborícola. El bosque está declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y forma parte del Parque Nacional Daintree.

Para visitar el Bosque Tropical Daintree, puedes alquilar un coche o contratar un tour organizado desde Cairns. El trayecto dura unas dos horas por cada sentido y te llevará por una carretera escénica que bordea la costa. En el camino, podrás ver algunas playas paradisíacas, como Palm Cove o Port Douglas. Una vez en el bosque, podrás hacer diferentes actividades, como caminar por los senderos, cruzar el río en un ferry o en un teleférico, visitar el Centro de Interpretación del Bosque Tropical o hacer un crucero por el río para ver cocodrilos y aves.

Para hacer esta excursión, puedes contratar un tour organizado desde Cairns que incluya el transporte, el almuerzo y la guía. Hay varias opciones disponibles, según el tipo de vehículo, el número de paradas y el nivel de aventura.

9º Día: Cairns – Uluru

Hoy toca cambiar de nuevo de ciudad y volar hasta Uluru, uno de los lugares más sagrados y emblemáticos de Australia. Uluru es una enorme formación rocosa que se eleva sobre el desierto rojo del centro del país. Tiene unos 350 metros de altura y unos 10 km de perímetro. Su color cambia según la hora del día y la estación del año, desde el rojo intenso hasta el violeta. Es considerado un lugar sagrado por los aborígenes anangu, los primeros habitantes del continente, que le atribuyen un gran valor espiritual y cultural. Está declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y forma parte del Parque Nacional Uluru-Kata Tjuta.

Para llegar a Uluru, puedes tomar un vuelo doméstico desde el aeropuerto de Cairns hasta el aeropuerto de Ayers Rock, situado a unos 20 km del parque nacional. El trayecto dura unas dos horas y media y hay varias compañías que ofrecen este servicio. Una vez en el aeropuerto, puedes tomar un taxi o un autobús hasta tu alojamiento. Te recomiendo que busques un hotel o un apartamento cerca del parque nacional o en la localidad de Yulara, donde se encuentra el centro turístico del lugar.

Una vez instalado, puedes aprovechar el resto del día para visitar el parque nacional y admirar la belleza de Uluru. Puedes hacerlo de diferentes formas, como caminar por el sendero que rodea la roca, hacer un tour guiado por un aborigen que te explique la historia y la cultura del lugar, subir a un helicóptero o a un globo aerostático para verlo desde el aire o asistir a un espectáculo de luces y sonidos que recrea las leyendas aborígenes. Sea como sea, no te pierdas el atardecer y el amanecer, los momentos más mágicos para ver el cambio de color de Uluru.

10º Día: Uluru – Kata Tjuta

Hoy puedes dedicar el día a visitar otro lugar impresionante del Parque Nacional Uluru-Kata Tjuta: Kata Tjuta. Se trata de un conjunto de 36 domos rocosos que se extienden por unos 20 km2. El más alto mide unos 550 metros y el más ancho unos 3 km. Al igual que Uluru, Kata Tjuta es un lugar sagrado para los aborígenes anangu, que le llaman “las muchas cabezas”. También es un lugar de gran belleza natural, con paisajes desérticos, valles, cañones y lagunas.

Para visitar Kata Tjuta, puedes alquilar un coche o contratar un tour organizado desde Yulara. El trayecto dura unos 45 minutos y te llevará por una carretera escénica que atraviesa el desierto. Una vez en Kata Tjuta, podrás hacer diferentes actividades, como caminar por los senderos que recorren los domos, hacer un tour guiado por un aborigen que te explique la historia y la cultura del lugar, subir a un helicóptero o a un globo aerostático para verlo desde el aire o asistir a un espectáculo de luces y sonidos que recrea las leyendas aborígenes. Sea como sea, no te pierdas el atardecer y el amanecer, los momentos más mágicos para ver el cambio de color de Kata Tjuta.

11 º Día: Uluru – Perth

Hoy toca cambiar de nuevo de ciudad y volar hasta Perth, la capital del estado de Australia Occidental. Perth es una ciudad moderna y dinámica, situada en la costa oeste del país. Tiene un clima mediterráneo, con veranos calurosos e inviernos suaves. Está rodeada de naturaleza, con el río Swan que la atraviesa y el océano Índico que la baña. Es también una ciudad cultural y deportiva, con una gran oferta de museos, galerías, teatros, festivales, parques y playas.

Para llegar a Perth, puedes tomar un vuelo doméstico desde el aeropuerto de Ayers Rock hasta el aeropuerto de Perth. El trayecto dura unas tres horas y media y hay varias compañías que ofrecen este servicio. Una vez en el aeropuerto, puedes tomar un taxi o un autobús hasta tu alojamiento. Busca un hotel o un apartamento cerca del centro o del río Swan, para poder disfrutar del ambiente y de las vistas de la ciudad. Puedes consultar algunas opciones en este enlace.

Una vez instalado, puedes aprovechar el resto del día para dar un paseo por el centro de Perth, donde podrás ver algunos edificios históricos, como la Catedral de San Jorge, el Ayuntamiento o la Casa del Parlamento, así como rascacielos modernos, como el Central Park Tower, el edificio más alto de la ciudad. También podrás disfrutar del arte urbano que decora las calles y los callejones (laneways) de la ciudad, donde encontrarás murales, grafitis y esculturas. Además, podrás descubrir la rica oferta gastronómica y cultural de Perth, con una gran variedad de restaurantes, cafés, bares, galerías y teatros.

12º Día: Perth – Rottnest Island

Prepara una excursión de día completo para ir a Rottnest Island, una isla situada a unos 20 km de la costa de Perth. Se trata de una reserva natural, donde se pueden ver paisajes espectaculares, como playas de arena blanca, lagos salados, acantilados y dunas. También se pueden ver animales únicos, como el quokka, un marsupial pequeño y simpático que solo se encuentra en esta isla. Además, la isla tiene una historia interesante, ya que fue usada como prisión para los aborígenes, como base militar durante las guerras mundiales y como destino turístico desde los años 50.

Para visitar Rottnest Island, puedes tomar un ferry desde el puerto de Perth o desde Fremantle, una localidad cercana. El trayecto dura unos 45 minutos y te permitirá disfrutar de las vistas del mar y del cielo. Una vez en la isla, podrás hacer diferentes actividades, como alquilar una bicicleta para recorrer los senderos, hacer snorkel o buceo para explorar los arrecifes, hacer un tour guiado por la isla para conocer su historia y su cultura o hacer un selfie con un quokka, el animal más fotogénico del mundo.

Para hacer esta excursión, puedes contratar un tour organizado desde Perth que incluya el transporte, el almuerzo y la guía. Hay varias opciones disponibles, según el tipo de ferry, el número de paradas y el nivel de aventura.

13º Día: Perth – Pinnacles

En este día puedes hacer otra excursión a otro lugar sorprendente de Australia: los Pinnacles. Se trata de unas formaciones rocosas que se elevan sobre el desierto de Nambung, a unos 200 km al norte de Perth. Tienen formas variadas y caprichosas, que recuerdan a pináculos, columnas o agujas. Se cree que se formaron hace unos 30.000 años por la erosión del viento y del agua sobre la arena calcárea. Son un lugar de gran valor geológico y paisajístico, que contrasta con el azul del cielo y del mar.

Para visitar los Pinnacles, puedes alquilar un coche o contratar un tour organizado desde Perth. El trayecto dura unas dos horas y media por cada sentido y te llevará por una carretera escénica que bordea la costa. En el camino, podrás ver algunas localidades costeras, como Cervantes o Lancelin, donde podrás hacer una parada para comer o para practicar sandboard en las dunas. Una vez en los Pinnacles, podrás caminar por los senderos que recorren el desierto o subir a un vehículo 4×4 que te llevará por las zonas más inaccesibles. Podrás admirar la belleza y la singularidad de estas rocas milenarias, que cambian de color según la hora del día.

Para hacer esta excursión, puedes contratar un tour organizado desde Perth que incluya el transporte, el almuerzo y la guía. Hay varias opciones disponibles, según el tipo de vehículo, el número de paradas y el nivel de aventura.

14º Día: Perth – Fremantle

Dedica este día para visitar Fremantle, una localidad situada a unos 20 km al sur de Perth. Se trata de una ciudad histórica y cultural, con un ambiente bohemio y marinero. Fue fundada en 1829 como el primer puerto de Australia Occidental y fue escenario de importantes acontecimientos, como la llegada de los primeros colonos europeos, la fiebre del oro o la Copa América de vela. Tiene un patrimonio arquitectónico y artístico muy rico, con edificios coloniales, victorianos y art decó, así como murales, esculturas y galerías.

Para visitar Fremantle, puedes tomar un tren desde la estación central de Perth o desde cualquier otra estación del centro. El trayecto dura unos 30 minutos y te permitirá disfrutar de las vistas del río Swan y del océano Índico. Una vez en Fremantle, podrás hacer diferentes actividades, como pasear por el centro histórico, donde podrás ver algunos edificios emblemáticos, como la Prisión de Fremantle, el Mercado de Fremantle o el Ayuntamiento de Fremantle; visitar alguno de los museos y galerías de la ciudad, como el Museo Marítimo, el Museo del Naufragio o la Galería de Arte de Fremantle; disfrutar de la gastronomía y la cerveza artesanal de la ciudad, con una gran variedad de restaurantes, cafés, pubs y cervecerías; o relajarte en alguna de las playas cercanas, como South Beach o Bathers Beach.

Para visitar Fremantle, puedes contratar un tour organizado desde Perth que incluya el transporte, el almuerzo y la guía. Hay varias opciones disponibles, según el tipo de transporte, el número de paradas y el nivel de interés.

15º Día: Perth – Regreso

Hoy es tu último día en Australia y toca despedirse de este maravilloso país. Puedes aprovechar las últimas horas para hacer algunas compras, tomar unas fotos o simplemente disfrutar del ambiente y del clima de Perth. Después, tendrás que dirigirte al aeropuerto para tomar tu vuelo de regreso a Europa.

Para llegar al aeropuerto, puedes tomar un taxi o un autobús desde tu alojamiento. El trayecto dura unos 30 minutos y te costará unos 40 dólares australianos. Una vez en el aeropuerto, tendrás que facturar tu equipaje, pasar el control de seguridad y embarcar en tu avión. El vuelo durará unas 20 horas y hará una o dos escalas en algún país asiático o africano.

Conclusión

Australia es un país que tiene mucho que ofrecer y que seguro que te sorprenderá y te enamorará. En este artículo te he mostrado cómo visitar y descubrir Australia en 15 días, haciendo un itinerario por algunas de sus ciudades y lugares más emblemáticos. Cómo llegar, dónde alojarse, qué hacer y qué ver en cada destino, así como algunos consejos prácticos para aprovechar al máximo tu viaje. Australia es un país fascinante, lleno de contrastes, naturaleza, cultura y aventura. Si quieres vivir una experiencia inolvidable, no dudes en planificar tu viaje a Australia con nosotros.

Piensa en tu salud, visita la web de la OMS para información.

Esta página web utiliza cookies    Más información
Privacidad